ACERO Y VAPOR

 

FRAGATAS Y CORBETAS

DE LA  NOVARA A LA F-100. 1850-2002

 

Durante la era de la navegación a vela, las fragatas fueron naves más pequeñas y rápidas que los navíos de línea utilizados como unidades de exploración y adecuadas para el combate con unidades similares gracias a su potente armamento. La fragata austrohúngara NOVARA de 1850 fue uno de los ejemplos mejores de este tipo de unidad. 2.037 ton. Eslora entre perpendiculares 49,47 m. Manga 14,21 m. Calado 5,71 m. 4 obuses de 60 libras, 44 de 10 libras y 3 de 24 libras. 352 hombres.

n_f_novara_01.jpg (26258 bytes)

La fragata NOVARA cuando aún estaba propulsada completamente a vela.

 

n_fv_villademadrid_01.jpg (26622 bytes)

Nuestra fragata VILLA DE MADRID. Una nave española de gran belleza y potente armamento.

 

En aquella época, se denominaba Corbeta a una nave menor que la fragata que servía como enlace entre escuadras principalmente. Con la llegada de la propulsión a vapor, este tipo de unidades quedó superado y sólo se construyeron como unidades menores los Avisos, o exploradores. Pero una nueva amenaza haría que fragatas y corbetas resucitaran: la amenaza submarina.

La nave ideal para enfrentarse a un submarino era en la I GM el destructor, pero un destructor era demasiado costoso para ser producido en las enormes cantidades que la guerra requería y además, las armadas los consideraban demasiado valiosos como elementos de escuadra para desprenderse de ellos. Era pues necesario un nuevo tipo de nave, menor que el destructor, suficientemente armada para enfrentar la amenaza de los submarinos y que podía ser más lenta, ya que debía escoltar a los mercantes que no se distinguen precisamente por su velocidad. Así nacieron las nuevas fragatas y corbetas con una misión principalmente antisubmarina y que tan grandes servicios prestaron en ambas guerras mundiales.

Las corbetas británicas de la clase FLOWER (111 unidades) de 1915 fueron las primeras naves de la historia concebidas para la escolta del tráfico mercante y el ataque a sumergibles. 1.250 ton. a plena carga. 17 nudos. Eslora 84,58 m. Manga 10,21 m. calado 3,35 m. 2-76 mm. 2-47 mm. 79 hombres.

n_co_acacia_01.jpg (20445 bytes)

La corbeta ACACIA, de la clase FLOWER. Observa la línea armoniosamente marinera de esta bella nave que combatió en el Atlántico defendiendo el tráfico mercante aliado.

 

En la II GM Gran Bretaña repitió el éxito con una nueva clase FLOWER mejorada (266 unidades) construidas a partir de un proyecto de ballenero por los astilleros Smith´s Dockyard Co. Estas naves soportaron gran parte del peso de la guerra contra los submarinos germanos en la batalla del Atlántico. Las características de la primera serie son las siguientes: 925 ton. 16 nudos. Eslora 62,5 m. Manga 10,08 m. Calado 4,09 m. 1-102 mm. 4-12,7 mm. 2-7,7 mm. 2 varaderos. 2 morteros. 50 cargas. 85 hombres.

n_corb_alisma_01.jpg (19685 bytes)

La corbeta ALISMA K-185. Es perfectamente visible el casco de tipo ballenera que tan magníficos resultados marineros dio en el Atlántico norte. El cilindro del puente es la linterna que protege el radar. Esta nave panzuda es el sueño de todos los maquetistas navales por su desgarbada belleza.

 

Con la II GM comenzó a volver a aplicarse el término "fragata" a un tipo de naves más grandes que las corbetas cuya misión principal era la escolta antisubmarina. A partir de entonces y hasta hoy, la confusión ha presidido la denominación de las naves, ya que no hay una regla fija que diferencie a las corbetas de las fragatas, ni siquiera de los destructores. Vamos pues a atenernos a la clasificación que llevan de origen.

Unas de las primeras auténticas "fragatas" fueron las británicas de la clase WHITBY (14 unidades) de 1954. Naves especializadas en la lucha antisubmarina, muy bien armadas, con una magnífica velocidad   y con excelentes cualidades marineras. 2.150 ton. 30 nudos. Eslora 112,8 m. Manga 12,5 m. Calado 4,1 m. 2-114 mm. 2-40 mm. 2 lanza cargas Limbo. 245 hombres.

n_f_torquay_01.jpg (10802 bytes)

La TORQUAY, de la clase WHITBY.

 

El éxito de las anteriores fue más tarde repetido con las excelentes unidades clase LEANDER (26 unidades) de 1963. Uno de los mejores ejemplos de unidades de escolta que aún hoy surcan los mares. 2.400 ton. 30 nudos. Eslora 113,4 m. Manga 12,5 m. Calado 4,5 m. 2-114 m. 2-40 mm. 2-27 mm. 1 mortero Limbo. 1 helicóptero. 257 hombres.

n_f_charybdis_01.jpg (32065 bytes)

La fragata CHARYBDIS, de la clase LEANDER.

 

 

FRAGATAS DE LA ARMADA DE ESPAÑA

Nuestras unidades de la clase BALEARES (5 unidades) de 1970 representaron uno de los mejores ejemplos de fragatas europeas de los últimos 30 años. Construidas por los astilleros Bazán de El Ferrol, estas magníficas naves fueron una reproducción adaptada de la clase norteamericana KNOX y fueron las primeras unidades de escolta modernas de nuestra armada. Todo ello dentro del ambicioso programa que ha aupado a la Marina Española a estar entre las siete más poderosas del mundo. ¡Qué lejos quedan ya los tiempos de aquel nefasto 1898 en el que una marina decentemente dotada hubiera ahorrado a España tanta sangre! Porque la misión de las fuerzas armadas no es precisamente hacer la guerra, sino impedir que nos la hagan. Hoy en día le resulta impensable a cualquiera de nuestros vecinos aventurarse en la conquista de algún territorio español gracias a la serena potencia de nuestra armada, de nuevo en los puestos de cabeza tras tantas décadas. El magnífico desarrollo económico e industrial alcanzado por España en los últimos años así lo ha posibilitado. 3.015 ton. 27 nudos. Eslora 133,6 m. Manga 14,3 m. Calado 5,6 m. 1 LMs Standard Harpoon. 1-127 mm. 1 Lc ASROC. 6 tlt-324 mm. 256 hombres.

n_f_baleares_01.jpg (23474 bytes)

Nuestra excelente BALEARES.

 

Las siguientes fragatas construidas por España también fueron un desarrollo de las mejores del momento: las magníficas naves norteamericanas clase OLIVER HAZARD PERRY. Sin duda alguna las mejores naves antisubmarinas del momento y que proporcionaron a España un grupo de escolta situado en la élite naval del mundo. Las 6 unidades de la clase SANTA MARÍA de 1985 tienen las siguientes características técnicas: 4.107 toneladas a plena carga. 29 nudos. Eslora 138,1 m. Manga 14,3 m. Calado 7,8 m. 1 FMC Mk 13 Mod 4. 1-76 mm. 1 CIES Meroka de 20 mm. 6 tlt. 225 hombres.

n_f_santamaria_01.jpg (25571 bytes)

Nuestra magnífica fragata SANTA MARÍA. La mejor tecnología bajo nuestra bandera.

 

La nueva clase F-100 constará de 4 naves que están siendo entregadas. Estas fragatas, que son las primeras que entrarán en servicio en el siglo XXI e incorporan todos los adelantos técnicos, en especial el formidable sistema AEGIS que ya hemos conocido en el capítulo de los cruceros. Estas fragatas son fruto de un programa conjunto Hispano-holandés-alemán. Las 4 naves españolas contarán con el sistema AEGIS, lo que las convertirá en las mejores naves antiaéreas de toda Europa.Unas 5.760 toneladas a plena carga. 29 nudos. Eslora 146,7 m. Manga 17,5 m. 1 VLS Mk 41. 8 SSM McDD Harpoon Block 1C. 1-76 mm. 1 CIWS Meroca de 20 mm. 2-20 mm. 4 tlt. 229 hombres.

n_f_f100_01.jpg (33557 bytes)

Montaje fotográfico sobre las esperadas F-100.

Para conocer más sobre estas fabulosas fragatas españolas ver el magnífico artículo de José Manuel Rodríguez LA ARMADA ESPAÑOLA DEL SIGLO XXI.

ÍNDICE