ACERO Y VAPOR

 

EL TANQUE SUBMARINO DE MI BISABUELO

 

Durante toda mi vida he escuchado a mi abuela contar la historia de su padre, mi bisabuelo Adrián Álvarez Ruiz, y del tanque submarino que construyó. Y ya que estamos en una página naval, permítaseme alardear de antepasados.

Mi bisabuelo nació en Barruelo, Palencia, el año 1884. Fue uno de esos miles de trabajadores que tuvieron que emigrar a Madrid para hacerse un hueco como obrero especializado. En 1932 era ya jefe de equipo de los talleres MZA de Madrid, la empresa ferroviaria antepasada de la actual RENFE.

bisabuelo_04.jpg (12745 bytes)

Mi bisabuelo materno, don ADRIÁN ÁLVAREZ RUIZ en una fotografía de 1908.

Mi bisabuelo era un alma inquieta. Siempre decía que la lectura de Julio Verne le había llevado desde niño a sentir una incontrolable fascinación por los inventos. Durante años había trabajado perfeccionando los equipamientos ferroviarios mientras se dedicaba a construir en su propia casa (para horror de mi pobre bisabuela) un tanque submarino con un dispositivo de su invención para la regeneración del aire del interior que ya había patentado tiempo atrás. Este dispositivo tenía por objeto alargar la vida de los submarinistas encerrados en un sumergible siniestrado. Presentado su invento en la Sección de Ingeniería del Estado Mayor Central, este alto organismo militar se mostró interesado en el invento y el 20 de octubre de 1932 se realizaron unas pruebas en el lago de la Casa de Campo de Madrid en las que mi bisabuelo permaneció sumergido dentro del tanque probando su invento ante más de 15.000 personas reunidas para presenciar tal evento.

av_bisabuelo_art_ahora_01.jpg (63710 bytes)

av_bisabuelo_tanque_01.jpg (23409 bytes)

Meses después realizó el mismo experimento el 8 de enero de 1933, en un estanque artificial construido en el ruedo de la plaza de toros de Barcelona. Los técnicos navales que testaron las pruebas certificaron la validez del invento de mi bisabuelo. Numerosos periódicos y revistas se hicieron eco del invento y de las pruebas realizadas que convirtieron a mi bisabuelo en un hombre famoso y reconocido.

av_bisabuelo_art_caminos_de_hierro_01.jpg (152291 bytes)

El sistema inventado por mi bisabuelo funcionaba y empresas francesas y británicas se interesaron por adquirir la patente. Pero mi bisabuelo quería que su invento fuera desarrollado primero en España y por ello luchó denonadamente. Pero los organismos oficiales españoles se fueron pasando la pelota unos a otros y ninguno se decidió por adquirir la patente para dotar a los submarinos españoles de este sistema. Mi bisabuelo fue cumplimentado por distintos ministros que se mostraron muy interesados, pero que nada hicieron por llevar adelante el proyecto. Parecía que nadie se interesaba de verdad... Nadie salvo el gobierno alemán, que se mostró más que interesado por el invento y ofreció a mi bisabuelo el oro y el moro para que se instalara en el Reich dentro del programa de captación de técnicos extranjeros que llevaba a cabo. Pero mi bisabuelo era un patriota español y no quería que su invento fuera desarrollado por potencias extranjeras antes que en su propio país. Además de eso, no era tonto y sabía de sobra lo que significaría trabajar para el gobierno nazi, así que declinó la oferta. Con el estallido de la II GM, los alemanes incrementaron las presiones sobre técnicos cualificados que deseaban que trabajaran para ellos, entre ellos estaban mi bisabuelo y el señor Goicoechea, el inventor del TALGO. Como muestra de esa presión, aquí queda aquí esta auténtica joya: un artículo de 25 de agosto de 1943 del diario INFORMACIONES donde recuerda las pruebas realizadas en el lago de la Casa de Campo.

bisabuelo_01.jpg (66756 bytes)

El diario INFORMACIONES era un diario pro-nazi, uno de los muchos tentáculos que el Ministerio de Propaganda del Dr. Goebbels tenía esparcidos por todo el Mundo. En este artículo se recuerda con gran habilidad que el invento de mi bisabuelo había sido injustamente olvidado por las autoridades españolas. Era una manera más de regalar los oídos a mi bisabuelo, pero él no picó.

bisabuelo_02.jpg (37676 bytes)

 

Mientras tanto, el gobierno alemán seguía presionando a técnicos de países neutrales para que se establecieran en Alemania y ayudaran al sostenimiento de la producción militar germana. Mi bisabuelo, que en 1943 ya no tenía duda alguna de por dónde iban los tiros (nunca mejor dicho), les contestó orgullosamente que "aquel era un invento español y España debía ser la nación que lo desarrollara primero". Mi abuela cuenta que los alemanes le ofrecieron mucho dinero, pero él no aceptó ya que "había inventado este aparato para salvar vidas y no para emplearlo en una guerra". Y ahí acabó el asunto.

Tras la guerra, mi bisabuelo patentó su invento en Gran Bretaña y lo presentó al Royal Naval Scientific Service. Pero lo que en 1932 había sido un gran invento, en 1947 ya había sido superado por los sistemas de reciclaje de aire desarrollados en guerra.

av_bisabuelo_royal_naval_service_01.jpg (27690 bytes)

Así pasó el invento de mi bisabuelo por la Historia, sin pena ni gloria, como tantos otros inventos españoles a los que políticos incapaces y burócratas egoístas condenaron al olvido convirtiendo la investigación científica española en un páramo desierto.

Mi bisabuelo murió en 1950 a los sesenta y seis años. Tuvo la desgracia de vivir dos guerras mundiales y sufrir una Guerra Civil, pero también tuvo la suerte de ser parte de una fascinante época en la que la Humanidad llegó de la lámpara de aceite a la energía nuclear.

Afortunadamente, la memoria de mi bisabuelo sigue viva.

bisabuelo_03.gif (11251 bytes)

 

Gracias al recuerdo que esta web mantiene vivo, la revista Líneas del Tren, revista oficial de RENFE (Red Nacional de Ferrocarriles de España), publicó en su número 250 de 1 de agosto de 2001 un artículo recordatorio del trabajo de mi bisabuelo. Agradezco la incansable, prolífica y ejemplar labor documentalista de don Gonzalo Garcival, jefe de documentación y autor del artículo, que consiguió rescatar un material sobre la vida y obra de mi bisabuelo perdido en archivos y depósitos.

av_bisabuelo_art_lineas_del_tren_01.jpg (103804 bytes)

ÍNDICE