ACERO Y VAPOR

 

LOS ACORAZADOS QUE NUNCA FUERON ALISTADOS

 

Fueron proyectados y algunos incluso botados, pero no fueron alistados. Los tratados internacionales o el fin de las guerras impidieron que surcaran los mares presentando su formidable poder. Aquí están los más importantes.

 

La clase FRANCESCO CARACIOLO fue la respuesta italiana a los QUEEN ELIZABETH británicos y por sus características debían haber sido unas magníficas naves. El cabeza de clase llegó a ser botado, pero el tratado de Washington lo condenó al desguace. Eran poderosas naves armadas con piezas de 381 mm y una velocidad superior a sus contrapartes británicos. 32.800 toneladas. 28 nudos. Eslora 212.1 m. Manga 29.6 m. calado 9.5 m. 8-381 mm. 12-152 mm. 12-40 mm. Blindaje vertical 300 mm y horizontal 30.6 mm.

 

La clase LION británica fue proyectada como remedio a la inferioridad armamentística de los KING GEORGE V  que fue puesta de manifiesto en la batalla del PRINCE OF WALES contra el BISMARCK. Estas naves estaban armadas con 9 piezas de 406 mm y salvo ésta, sus demás características eran iguales a sus predecesores porque los proyectistas británicos copiaron los planos de los KG V agrandándolos sin más. Si el principal defecto de los KING GEORGE V era la inferioridad de su armamento principal (356 mm), el nuevo proyecto lo solventaba ampliamente con las piezas de 406 mm y una buena protección.

n_anf_lion_01.jpg (10314 bytes)

El LION. Obsérvese la total similitud de sus superestructuras con las de los KING GEORGE V.

 

La famosa clase H alemana debía ser un desarrollo mejorado de los BISMARCK a los que superarían en tamaño, armamento y protección y serían el núcleo del Plan Z de la nueva Kriegsmarine. Armados con 8 piezas de 406 mm, hubieran sido capaces de enfrentarse y batir a cualquier nave aliada a excepción de los MONTANA norteamericanos. Eran verdaderas fortalezas flotantes de impresionantes características. Como punto negativo destacaba la irracional disposición de la catapulta de popa. 55.450 ton. 30 nudos. Eslora 278 m. Manga 37.2 m. Calado 10 m. 8-406 mm. 12-150 mm. 16-105 mm. 1 catapulta y 4 hidroaviones. Blindaje vertical 300 mm y horizontal 120 mm. 2.600 hombres.

n_anf_claseh_01.gif (3956 bytes)

La clase H. Observa la gran similitud de línea entre estas naves y sus predecesores los BISMARCK que sólo es rota por la presencia de dos chimeneas.

protec_clase_h_06.gif (6276 bytes)

Esquema de protección de la Clase H. Como se puede observar, la protección horizontal había sido potenciada tanto en la cubierta protectora como en la inclinada. Obsérvese que para que un proyectil alcanzara las zonas vitales habría de perforar la coraza vertical de 300 mm y la inclinada de 120 mm después. Con estos valores que se aprecian en el esquema se hubiera podido diseñar una protección con coraza inclinada (tipo YAMATO o IOWA) poderosísima y una cubierta acorazada practicamente invulnerable a los proyectiles navales, pero los ingenieros alemanes preferían el sistema clásico, que por cierto, dio excelentes resultados. El único fallo del diseño estaba en la protección submarina, cuyo diseño ya estaba obsoleto. Estas naves hubieran sido las más poderosas del mundo exceptuando a los YAMATO o a los MONTANA, en el caso de que éstos últimos hubieran sido alistados.

 

La clase MONTANA norteamericana fue diseñada para darle a EEUU la primacía absoluta en naves de batalla (sin contar los YAMATO, evidentemente). Si entre los IOWA y los BISMARCK había una ligera diferencia en favor norteamericano, entre los MONTANA y los H hubiera habido mucha más. Las naves norteamericanas estaban armadas con una poderosísima batería principal de 12 piezas de 406 mm en cuatro torres triples. La protección fue aumentada y, sin llegar a los niveles de los YAMATO, era la más poderosa del mundo Occidental. En estas naves se abandonaron los dos conceptos primordiales que habían resaltado los IOWA: la manga se aumentó a expensas de poder utilizar el canal de Panamá (aumento necesario en naves de tal porte) y la velocidad se redujo a 28 nudos (5 menos que en los IOWA) al demostrarse que las puntas de más de 30 nudos no eran necesarias en combate. Estas naves habrían de disponer de la mejor protección subacuática desarrollada jamás para una nave de batalla. En ellas se dio prioridad al armamento y a la protección a expensas de la velocidad, que había sido la premisa principal de los IOWA. En realidad, en una batalla naval clásica tres nudos arriba o abajo no te salvan de recibir los proyectiles enemigos. 65.000 toneladas. 28 nudos. Eslora 280.9 m. Manga 36.9 m. Calado 11 m. 12-406 mm. 20-127 mm. 40-40 mm. 2 catapultas y 2 hidroaviones. Blindaje vertical 406 mm y horizontal 152 mm. 2.150 hombres.

n_anf_montana_01.jpg (22184 bytes)

Una sugerente impresión artística del MONTANA donde se aprecia el puente troncocónico más reducido en comparación con los IOWA.

 

La clase SOVIETSKY SOYUZ soviética fue el intento ruso por engancharse al carro de los superacorazados. Su armamento antiaéreo era muy inadecuado para naves de tales proporciones. 59.150 toneladas. 28 nudos. Eslora 271 m. Manga 38.9 m. Calado 10.2 m. 9-406 mm. 12-152 mm. 8-99 mm. 32-37 mm. 8-12.7 mm. Blindaje vertical 425 mm. Blindaje horizontal 221 mm.

n_anf_sovietskysoyuz_01.jpg (28017 bytes)

El SOVIETSKY SOYUZ soviético.

 

¿Tenía vigencia el concepto de crucero de batalla en la II GM? Evidentemente no. El crucero de batalla nació de la necesidad de poseer buques de batalla armados como acorazados y veloces como cruceros. Pero los acorazados post Washington, que daban ya los 30 nudos, hicieron innecesario al crucero de batalla. Supongo que la persistencia de las potencias en proyectar tales naves era fruto del peso de la tradición, más que de la lógica, ya que los mejores corsarios de superficie en la II GM fueron los acorazados de bolsillo alemanes. Los cruceros de batalla planeados por alemanes y japoneses tenían esta función, pero un desarrollo de los acorazados de bolsillo más veloz hubiera sido suficiente.

La Kriegsmarine proyectó una clase de cruceros de batalla que debían seguir a los SCHARNHORST dentro del Plan Z. Armados con 6 piezas de 380 mm y con la tradicionalmente excelente protección alemana eran naves destinadas a recorrer los océanos destruyendo el tráfico mercante enemigo. Sus características les hubieran hecho adversarios muy peligrosos para cualquier nave, incluso para los acorazados británicos en servicio. Estas naves fueron diseñadas como corsarios, en este sentido eran la evolución natural de los acorazados de bolsillo, mucho mejor armados, tenían el armamento de un acorazado y más veloces que cualquier nave de batalla británica. 31.950 toneladas. 33.5 nudos. Eslora 256.5 m. Manga 30 m. calado 10.4 m. 6-380 mm. 6-150 mm. 8-105 mm. 8-37 mm. 6 tlt-533 mm. 1 catapulta y 4 hidroaviones. Blindaje vertical 180 mm y horizontal 80 mm.

n_anf_clasep_01.jpg (13855 bytes)

Los nuevos cruceros de batalla alemanes

 

La Teikoku Kaigun nipona proyectó una clase de cruceros de batalla (B-64 y B-65) cuya misión sería atacar el tráfico mercante norteamericano siguiendo las tácticas alemanas, aunque conociendo la mentalidad de los almirantes nipones lo normal es que hubieran sido encuadrados en la flota de batalla. 31.495 toneladas. 33 nudos. Eslora 244.6 m. Manga 27.2 m. Calado 8.79 m. 9-310 mm. 16-99 mm. 8-13.2 mm. 8 tlt-610 mm. Blindaje vertical  191 mm y vertical 127 mm.  

n_anf_b-64_01.jpg (8061 bytes)

Obsérvese la influencia del diseño de los YAMATO en estos cruceros de batalla y la potenciación del componente aéreo con la amplia zona reservada en el combés para ello.

ÍNDICE