.LAS LEGIONES DE JULIO CÉSAR

 

LA DINASTÍA JULIA-CLAUDIA

 

Las primeras legiones imperiales fueron las de Augusto, heredero de César. Augusto, que gobernó del 44 a.C al 14 d.C.) realizó pocas modificaciones, la más notable de ellas fue aumentar el número de hombres de la primera cohorte de 480 a 800 al incluir en ella a todos los oficinistas, armeros, etc. Esta primera cohorte tenía cinco centurias dobles. Cada legión contaba con 120 jinetes para exploración y enlace, con lo que las nuevas legiones tenían unos efectivos de unos 5.200 hombres.

ad_imperial_01.jpg (30610 bytes)

En esta fotografía de un legionario de Augusto del año 1 d.C. podemos observar los cambios en el equipo. El gran escudo oblongo o scutum ha sido recortado arriba y abajo para mayor facilidad de manejo, en lugar de un cinturón ahora lleva dos: uno para la espada y otro para el puñal, y el yelmo también ha cambiado: ahora es un modelo gálico más evolucionado. La coraza sigue siendo de cota de malla de anillos de hierro.

El cambio más radical en el equipo se dio durante el reinado de Tiberio (14-37 d.C.) al introducir un nuevo tipo de coraza: la famosa lorica segmentata.

ad_imperial_03.jpg (28660 bytes)

En la fotografía podemos ver una magnífica reconstrucción de la nueva coraza formada por placas de hierro articuladas unidas por un armazón interno de cuero y anudada por delante con cordones también de cuero. Esta coraza ofrecía una magnífica protección y probablemente fue diseñada para contrarrestar los efectos de las espadas largas germanas. El yelmo es de tipo gálico imperial y el penacho, que no se usaba en combate, se colocaba sólo en desfiles y paradas. Este tipo de coraza no significó el fin de la centenaria cota de malla, ya que parece que sólo las legiones situadas en el Rin la utilizaron en los primeros tiempos. La cota de malla, invento celta, continuó en uso durante todo el Imperio, la Edad Media y el Renacimiento.

Aproximadamente por esa época se modificó la forma del escudo al darle lados rectos, con lo que quedó con forma rectangular curvada.

Como en la república, sólo los ciudadanos romanos podían ser legionarios. Existían 28 legiones (unos 146.000 hombres) y aproximadamente el mismo número de tropas auxiliares. Los auxiliares eran soldados no romanos que combatían bajo mando romano. Había casi el mismo número de legionarios que de auxiliares y tras 25 años de servicio obtenían la ciudadanía romana, el más preciado bien de la Antigüedad. Los auxiliares se acuartelaban a lo largo del limes o fronteras fortificadas del imperio. Las legiones sólo intervenían para iniciar una ofensiva o cuando los auxiliares eran rebasados.

ÍNDICE