.

leg_link_alejandro_redu_01.gif (7843 bytes).

LA BATALLA DEL HIDASPES

 

La batalla final de Alejandro tuvo lugar en la India en el año 326 aC. A pesar de la leyenda (ya se sabe como son las leyendas...), fue la batalla más "sencilla" de todas. Observará el lector que he puesto la palabra sencilla entre comillas, porque batallas fáciles no hay ni ha habido, pero en esta ocasión, el enemigo sólo disponía de una ventaja: el terreno. Y nada más, porque el ejército con el que el rey indio Poros se enfrentó valientemente a Alejandro era muy inferior al macedonio en todos los aspectos, si bien incluía una exótica novedad: los elefantes de guerra que tras esta batalla se pasearon por medio mundo, llegando incluso hasta Italia de la mano de Aníbal. ¿Cuál fue el balance final de la participación del elefante en la historia de la guerra? Pues bastante escaso. Dio la nota exótica, pero ni al mismísimo Aníbal le sirvieron de algo. Y es que, como no me canso de repetir, contra una infantería bien adiestrada y mandada, ni la caballería, ni los carros, ni los elefantes tienen algo que hacer. La infantería pesada, anclada firmemente al terreno, bien protegida y con un elemento de ruptura como caballería propia o incluso arqueros, es la dueña de los terrenos de batalla en la Historia. ¡Eso sí! tratándose de hombres bien adiestrados y mandados por un general que utilice la cabeza para pensar. ¿De qué sirvieron los elefantes en Hidaspes, Zama o Cinoscéfalos? ¿De qué sirvió la caballería en Farsalia? ¿O los carros de Farnaces? Lo dicho: soldados bien adiestrados y generales con cabeza.

Alejandro, que contaba con entre 31 y 34.000 infantes y unos 7.300 jinetes, se enfrentó a Poros en las riberas del río Hidaspes. Poros armaba unos 30.000 infantes, en su mayoría ligeramente armados, 4.000 jinetes, 300 carros y entre 80 y 100 elefantes sobre los que montaba un guía y un guerrero armado de jabalinas. Poros, que debía haber defendido el estrecho paso de Nandana para evitar la entrada de Alejandro en el valle del Hidaspes, decidió hacerle frente atrincherado tras el río. ¡Como si eso le importara mucho al macedonio! que lo cruzó engañando a Poros y le obligó a plantear batalla.

Poros formó a sus hombres en una línea, con la caballería y los carros a la izquierda y los elefantes repartidos a la cabeza de la larga línea. Alejandro formó también una línea, una larga falange con los hipaspistas a la izquierda, flanqueados por la caballería macedonia al mando del rey, la falange macedonia, la falange griega y los infantes tracios. Cuando los elefantes de Poros atacaron fueron frenados por el bloque compacto que ofrecía la falange: una auténtica muralla de bronce erizada de hierro que detuvo en seco a los elefantes. Entonces la infantería ligera de Alejandro atacó a los elefantes con hachas y jabalinas. Los pobres animales se volvieron contra sus propias líneas mientras Alejandro, con otro de sus habituales movimientos envolventes, derrotaba a la caballería india provocando la debacle general y catastróficas pérdidas en las filas indias.

La batalla del Hidaspes es el enfrentamiento entre la tecnología más avanzada, en este caso representada por el ejército macedonio y el ejército indio, un gran ejército, pero que nada podía oponer a la formidable potencia táctica de los macedonios. Sin embargo, es una batalla "que gusta" por el exotismo del terreno y del ejército de Poros. Y sobre todo por la clemencia de Alejandro que alabó el valor de Poros y firmó un tratado de amistad con el rey indio. Por eso gusta esta batalla tanto, porque tiene un final feliz en el que dos grandes adversarios se agasajan y alaban mutuamente.

Si Poros hubiera sido un buen general hubiera concentrado TODOS sus elefantes contra el ala derecha macedonia, la más débil. A la ruptura (en caso de haberse producido) de la línea macedonia por los elefantes hubiera seguido la carga de carros que hubiera abierto camino a la caballería india hasta la retaguardia de Alejandro, pero Poros sólo sabía combatir de una forma y esa forma no podía hacerle frente a la de Alejandro.

leg_alex_bat_hidaspes_200.jpg (75358 bytes)

Batalla del Hidaspes. La falange macedonia frena la carga de los elefantes de Poros mientras los peltastas atacan a los animales. Genial ilustración (no podía ser menos) del maestro Peter Connolly (Ed. Greenhill books).

ÍNDICE Alejandro