.

 

EL EJÉRCITO GODO

 

El ejército godo fue el ejército que venció a Roma en la batalla de Adrianópolis. Frente a lo mucho que se ha dicho durante siglos, los ejércitos del ámbito germánico (que en Europa era prácticamente todo lo que no era Roma) no eran, ni mucho menos, esa informe masa de bárbaros (en todos los sentidos) desprovistos de cualquier sentido táctico. Era cierto que carecían de un sentido estratégico claro, ya que las tribus, salvo en contadas ocasiones, sólo se agruparon bajo la figura de un jefe único o rey cuando consiguieron tierras de manera permanente. Pero los ejércitos germánicos combatieron contra Roma con un sentido táctico muy desarrollado.

La primera referencia que tenemos de la organización de los ejércitos germánicos nos la da, cómo no, Julio César en sus Comentarios de la Guerra de las Galias. En el comienzo del Libro IV, César narra:

"La nación de los suevos es la más numerosa y guerrera de toda la Germania. Se dice que tienen cien circunscripciones, cada una de las cuales contribuye anualmente con mil soldados para la guerra. Los demás se quedan en casa trabajando para sí y para los ausentes. Al año siguiente alternan; van éstos a la guerra, quedándose los otros en casa. De esta manera no se interrumpe el trabajo y queda cubierto el ejército." Cayo Julio César. Comentarios de la Guerra de las Galias. Libro IV.

Es preciso decir que este texto se refiere a los suevos, la tribu más importante de Germania, también la más belicosa (el mismo Ariovisto era suevo). Por ello César la toma como ejemplo de la organización militar germana, lo que nos indica que los germanos tenían un sistema militar perfectamente organizado, con un ejército permamente de carácter rotatorio anualmente. Creo muy importante destacar que César comenta que cada podes, que yo he traducido como "circunscripción" tenía que colaborar al esfuerzo conjunto con mil hombres. ¿A qué se refería César cuando habla de los podes?, probablemente a clanes o asociaciones de familias unidas por algún vínculo común.

Y ahora, el amable lector me preguntará: ¿y qué tienen que ver los godos del siglo IV dC con los germanos del siglo I aC?

Pues mucho, en verdad. Como ya nos ha explicado Eborense, los godos provienen de Escandinavia y se asientan en la Germania septentrional a orillas del Báltico. En la Antigüedad, muchos pueblo estuvieron en contacto con los germanos y casi todos ellos llegaron a integrar sus costumbres, e incluso sus lenguas con el paso del tiempo. Ya lo vimos en el caso de la migración de los cimbrios y teutones y volvemos a verlo con los godos, un pueblo que prácticamente a todos los efectos puede considerarse "germano", no por origen, sino por asimilación cultural. Por ello, evidentemente, lo primero que los godos copiaron de los germanos fue su sistema militar, un sistema cuyos lejanos ecos perdurarán en España hasta la invasión musulmana del año 711 de nuestra Era.

César describe el modo de combatir de los germanos en formación de "falange", es decir, en línea de combate contínua. Lo que es propio de pueblos formados por tribus coaligadas, que marchaban a la guerra formando un frente común. La formación en línea no dejaba dudas sobre quién ocupaba mejor o peor sitio, es decir, evitaba rencillas. Además, los germanos conocían un buen número de artes tácticas como demostraron en sus contínuas guerras contra Roma, por lo que podían en determinados casos formar unidades menores con objeto de conseguir maniobras de flanqueo, por ejemplo. Lo que sabemos es que no solían guardar reservas tácticas, y su propia definición de pueblos prácticamente nómadas obligaba a que fuera todo el pueblo el que marchara a la batalla, mujeres, niños y ancianos incluidos, que se quedaban en el campamento, formado dentro de un círculo de carretas tiradas por bueyes, el medio en el que se desplazaban estos pueblos.

Sobre las unidades tácticas, es previsible que combatían agrupados por tribus y clanes, sin que haya una cifra exacta (la que da César es aproximativa) de cuántos efectivos componían las unidades, si es que realmente éstas existían, cosa que tampoco está clara. Si leemos atentamente los Comentarios de la Guerra de las Galias nos daremos cuenta de la similitud que existe entre el modo general de hacer la guerra de los galos y el de los germanos, que tiempo tuvieron para ser influenciados, y muy negativamente, por cierto.

Así pues, lo mejor es pensar en unidades más pequeñas formadas en cada una de las grandes unidades tribales, posiblemente por el agrupamiento de los efectivos de los distintos clanes u aldeas. Era una estructura complicada que sin embargo, dejó su impronta en los ejércitos medievales y que continuaría hasta que, paulatinamente, los ejércitos fueron desfeudalizándose y profesionalizándose a la par.

 

ARMAMENTO

El armamento de los pueblos germánicos era muy simple pero efectivo: lanza de acometida de unos dos metros de longitud con punta y contera de hierro, espada larga tipo celta de hierro, escudo plano con forma ovalada o rectangular de madera y como protección, yelmo y cota de malla de hierro. Como todos los pueblos germánicos y similares, los godos no eran demasiado partidarios de la protección personal, también influía en que una cota de malla era muy costosa, y de hecho pocas unidades romanas la seguían utilizando. Como particularidad, los godos, al igual que otros pueblos germánicos, utilizaban un hacha arrojadiza, la famosa "francisca".

Gracias a la batalla de Adrianópolis, la caballería pareció vencer a la infantería, lo cual es un mito, y esas grandes frases que se refieren a la superioridad de la caballería goda sobre el ejército romano no se mantienen con un análisis histórico serio y riguroso, como demostraremos en el capítulo sobre la batalla que sigue a continuación. Esas imágenes de miles de jinetes paseándose por Europa están muy bien para las películas, pero para nada más. La caballería goda era, como en todos los ejércitos germanos, un complemento táctico, que en Adrianópolis fue de gran importancia, pero a los romanos los derrotaron los infantes godos, no sus jinetes que, de hecho, acabaron combatiendo desmontados. Cosa típicamente germana, como no podía ser menos.

leg_visig_guerreros_01.jpg (43473 bytes)

Jefe godo y jinete, por Angus McBride.

leg_visig_guerreros_02.jpg (29379 bytes)

Guerreros godos por Angus McBride.

En ambas ilustraciones, referidas a la época de la batalla de Adrianópolis, podemos observar el típico armamento germano.

ÍNDICE Los Visigodos